BAMN

Trump Para Afuera Por Cualquier Medio Necesario

Trump Para Afuera

Por Cualquier Medio Necesario

Ningunos “Negocios de Siempre” Hasta Que Él Sea Derrotado

WALKOUT * HUELGA * MARCHA * PROTESTA

Defendamos los Derechos de Inmigrantes

Paremos las Deportaciones de Trump

Defendamos los Programas de DACA y DAPA

Abran las Fronteras

Cerremos los Campos de Concentración para Inmigrantes (Centros de Detención)

Defendamos las Ciudades de Santuario y Campus de Santuario

No al Muro, No a la Militarización de la Frontera con México

Defendamos la Educación Pública

Salvemos a Roe v. Wade

Paremos la Creación de un Estado Policial Liderado por Trump

La Gente lo Rechazó – Trump Para Afuera. El principio de la democracia tiene que prevalecer sobre el Colegio Electoral

Construyamos un Movimiento Masivo para la Democracia y la Igualdad para Parar el Movimiento Racista y Misógino de Odio de Trump

 

¡Unase a BAMN! Nosotros no aceptaremos la ascensión de poder de un movimiento fascista en América. ¡No a la Tiranía de Trump!

 

La señal de advertencia de una emergencia internacional está en todas partes – las luces parpadeando y sirenas resonando de una crisis política pueden ser vistos y oídos a través del mundo. El 20 de enero, 2017, el gobierno de los Estados Unidos le concederá poder ejecutivo a Donald Trump, cuyo ascensión a la Presidencia ha sido caracterizado principalmente por el crecimiento de un movimiento neo-fascista, anti-inmigrante en ambos los Estados Unidos y en Europa. El pronóstico global entero se está siendo eclipsado por preguntas desesperadas sobre la realidad y la inmediatez del programa de Trump, con sus amenazas blandidas plenamente de catástrofe humano: la persecución de millones de inmigrantes y Musulmanes, la ascensión de un estado policial autoritario, y el advenimiento de guerra nuclear.

 

En América hoy día, es cada vez más evidente que los principios básicos de la nación, “concebido en Libertad, y dedicado a la proposición que todos los hombres son creados iguales,” ahora están en grave peligro. La defensa de esos principios requerirá derrotar los ataques inminentes de Trump, y removiendo al tirano de poder. Esencial para esa defensa es la construcción de un nuevo movimiento para derechos de inmigrantes y derechos civiles, un movimiento que está luchando para ganar por cualquier medio necesario. Ese movimiento llevará una responsabilidad inmensa que ningún otro liderazgo en América es capaz de cumplir: “ese gobierno de la gente, por la gente, para la gente, no perecerá de la tierra.”

 

Los otros liderazgos oficiales, quienes apenas pueden recuperarse de su propio perplejidad, están intentando (en vano) a calmar los temores del público. Algunos han conjeturado que la grandilocuencia odiosa de Trump es nada más que retórica vacía, y han prometido el surgimiento de una versión de Donald Trump mas “Presidencial” y menos demagógico. Pero con cada dia que pasa, la grandilocuencia más se hace una realidad, mientras las ilusiones de promesas de un Trump mas amable y moderado prueben ser la retórica más vacía de todas. Otros líderes han buscado a tranquilizar al público con el argumento que Trump no puede posiblemente lograr hacer todas las cosas terribles que él ha amenazado, que Trump no tiene el poder para anular los varios controles y balances de la democracia Americana. Pero el argumento de la futilidad de Trump solamente cría una pregunta mucho más importante y decisiva: quién lo va parar.

 

Esa pregunta se ha convertido en la crisis más urgente en la historia moderna.

 

A través de los Estados Unidos y a través del mundo, millones de personas se están movilizando para protestar la inauguración de Trump. Entre los manifestantes habían inmigrantes luchando por su libertad, gente oprimida luchando por la igualdad, ciudadanos Americanos luchando por el principio democrático que sus propios votos – cuyo derrotaron a Trump por una mayoría electoral sustancial – deben llevar el poder verdadero para decidir el futuro de su propia nación. Estos millones de individuos de conciencia pertenecen, en gran parte, a una generación joven y creciente que por su mayoría no son blancos y tienen un carácter internacional; ellos son la gente quienes están finalmente en el mero centro de la lucha para el poder político. Su precisa existencia es a la vez el origen del miedo profundo de los movimientos reaccionistas neo-fascistas en América y Europa. Ellos son ambos el faro para un mundo nuevo brillante, y también el “espectro” que está espantando el viejo mundo — ellos son todo, pero son tratados como nada.

 

El futuro de la democracia y la cultura humana, y tal vez hasta el futuro de la existencia humana, ahora depende del liderazgo de las “masas hacinadas anhelando a respirar libre.”

 

La crisis de inmigración internacional

 

Sobre los últimos veinte años, los Estados Unidos y Europa han experimentado la migración más grande de gente a través de fronteras nacionales desde las Guerras Mundiales del último siglo. Esta migración moderna absolutamente ha perplejado a los poderes más dominantes – naciones han militarizado sus fronteras para combatir a civiles pacíficos y desarmados, y políticos ahora ascienden ó caen en el basis de su atracción a un internacionalismo progresivo ó a un odio xenófobo.

 

La crisis de inmigración emergo como el producto de las explotaciones de los Estados Unidos/Europeos en América Latina, África, y el Medio Oeste. Esta organización de ganancias excesivas, subvencionado por capital financiero masivo y frecuentemente enforzado por intervención militar, creo niveles sin precedentes de desempleo, confusión político, y violencia en las naciones explotadas. Millones de personas fugaron de sus hogares, muchos sufriendo viajes arriesgando su vida, finalmente buscando refugio en los mismos países que devastaron sus países natales. Los paises mas ricos, habiendo tenido éxito en su proyecto de “globalización” económica, también lograron sin intención a globalizar sus propias poblaciones nacionales.

 

Ahora, estos millones de inmigrantes están atrapados en un vicio mortal, atrapados entre una nación rica y una nación pobre, y sin poder encontrar libertad en ningún lugar. Y mientras la economía global siente contracción, el vicio se aprieta también.

 

A través de Europa (cuyos economías sufrieron mucho mas peor después del 2007 que los Estados Unidos), la tendencia de histeria anti-inmigrante ha redibujado el mapa político. En Gran Bretaña, la política reaccionista “Brexit” – afirmando que la nación preferiría salirse de la Unión Europea que dejar algún influjo de inmigrantes – continúa siendo una representación dramática de ridiculez político. El régimen de Rusia bajo Putin ahora es el modelo de un gobierno neofascista, y el estado de Rusia ha mantenido organizaciones especiales de represión que imitan los Jóvenes de Hitler. El líder principal fascista de Francia, Marine Le Pen, está a punto de hacer victorias electorales ahí, y recientemente visitó a la Torre de Trump. Incidentalmente, los tres arsenales nucleares más grandes del mundo son controlados por Rusia, los Estados Unidos, y Francia, respectivamente.

 

La ascensión al poder de Donald Trump puede ser atribuido principalmente a su campaña demagógica de haciendo a inmigrantes chivos expiatorios para los problemas economicos de America – problemas que inmigrantes no crearon, y problemas que la persecución de inmigrantes no pueden resolver. De lo contrario, inmigración ha sido una fuente vital de crecimiento económico. Pero a pesar de la falacia de la dogma anti-inmigrante, Trump y sus aliados sinceramente temen las crecientes poblaciones minorías en los Estados Unidos y Europa como una amenaza al poder de las mayorías blancas. La primera generación mayoritaria minoría fue nacida en el 2011. Para Trump y los otros políticos derechistas, este cambio demográfico ha creado un crisis político para su habilidad para ganar elecciones y enforzar políticas reaccionistas.

 

Solo meses antes de la victoria de Trump en la elección de 2016, comentadores políticos simplemente presumían que Trump hiba perder de goleada – periodistas prominentes prematuramente declararon la muerte del Partido Republicano debido a la disposición de Trump para solicitar a votadores Latinos. Trump él mismo no esperaba ganar, como él se quejó repetidamente que la elección iba ser arreglada contra él. El “arreglo,” del punto de vista de Trump, consiste de los votos de minorías raciales. El programa de Trump es por eso una expresión de desesperación política. No hay ningún lugar para Trump ó para sus políticas en una América mayoritaria-minoría. Su poder se aferra precariamente sobre su habilidad de perseguir y oprimir a inmigrantes y de privar a comunidades minorías de sus derechos.

 

Esa afirmación al poder precaria es precisamente lo que tenemos que atacar con toda nuestra fuerza.

 

Trump para afuera. Ningunos “negocios de siempre” hasta que Trump sea derrotado

 

Los primeros objetos del régimen de Trump probablemente serán los inmigrantes quienes el gobierno ya tienen records: inmigrantes Musulmanes con visas de estudiantes y de trabajo, y los 750,000 jóvenes Latinos quienes se inscribieron en el programa de Obama, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

 

El programa de DACA le ha ofrecido protección a muchos de los jóvenes Latinos quienes fueron traídos a América como niños pequeños, quienes han crecido como Americanos, y cuyos único hogar es en América. Los jóvenes Latinos en DACA no han quebrado ningunas leyes – un niño no puede ser responsable por la decisión de sus padres a cruzar la frontera – pero ellos ahora son uno de los grupos más vulnerables de inmigrantes Americanos simplemente porque ellos le dieron su información al gobierno y confiaron con el Presidente Obama a que los protegieran. Como el programa de DACA es uno de los órdenes ejecutivos de Obama, ahora está en la lista de programas que Trump ha propuesto a terminar inmediatamente después de tomar la oficina.

 

Es imperativo organizar defensa efectiva para la gente quienes son los objetivos de los ataques de Trump. Gobiernos de ciudad y estatal enteros tienen que rehusarse a cooperar, de ninguna manera, con Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Grupos de defensa comunitaria tienen que organizar para prevenir captura y deportación. El movimiento tiene que crecer suficientemente fuerte para cerrar centros de detención (campos de concentración de inmigrantes). Y las cortes de inmigración federales no pueden ser permitidas de continuar de funcionar como una estampilla automática para deportación.

 

No podemos soportar la debilidad de los políticos liberales quienes proponen a “retar, pero no obstruir” la agenda del Presidente Trump. Es una política completamente inútil que no le vale a nadie más que al político cobarde, quien quiere ser considerado como amigo de la gente mientras evita cualquier tipo de conflicto con el régimen de Trump. Uno puede imaginar abrir un refugio nuclear muchos años después de hoy dia y encontrar las últimas palabras de tal político: “Para la historia, yo no estuve de acuerdo con la destrucción del mundo, pero no lo pensé apropiado obstruir al Presidente Trump.”

 

Pero la resistencia entera al régimen de Trump tiene que ser basada en la política de “obstrucción” para poder prevenir el daño que Trump busca implementar. La única política seria para resistencia es “ningunos negocios de siempre” hasta que Trump sea derrotado. Un nuevo movimiento para derechos de inmigrantes y derechos civiles tiene que construir y aumentar su poder para llevar a cabo manifestaciones, huelgas, y walkouts masivas — acciones en una escala suficientemente grande para cerrar ciudades enteras, industrias y funciones del gobierno. No podemos encadenarnos a las tácticas electorales débiles de los liberales, tácticas que no pudieron derrotar a Trump en el 2016 y serán aún menos viables contra un régimen de Trump que ha consolidado su poder en el gobierno. Sin un movimiento exitoso para correr a Trump de poder, permanece una pregunta abierta si habrá alguna muestra de democracia en el gobierno cuatro años desde hoy dia.

 

Por Cualquier Medio Necesario

 

Abraham Lincoln dijo una vez, “Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse.” Él dijo estas palabras durante una crisis en cual la nación ya no podía sostener la contradicción de ser la tierra de los libres y el hogar de la esclavitud al mismo tiempo. Cien años después, la nación tenía que resolver la contradicción que si representaba el sueño del Dr. Martin Luther King Jr., ó la pesadilla de Jim Crow (sistema de segregación). Las contradicciones de hoy dia ahora están estresadas al punto de quiebra, probando si podemos sobrevivir con la Estatua de Libertad en el puerto y un muro militarizado a través de la frontera del sur. Ambas visiones para América no pueden sostenerse; una tiene que prevalecer y derrocar al la otra. Y a pesar de los compromisos más ingeniosos de los políticos Americanos, ellos jamás pueden hacer que la casa se sostenga mitad esclavos y mitad libres.

 

Nuestro movimiento no es responsable por sostener una casa dividida – nuestra tarea es construir la lucha para la libertad, la igualdad, y la democracia es la única fundación sólida para nuestro futuro. Y para poner las cosas de otra manera: esta casa tiene un muro grande que tiene que ser derribado – por cualquier medio necesario.

Coalición para Defender la Acción Afirmativa, la Integración y Derechos de Inmigrantes y Luchar por la Igualdad Por Cualquier Medio Necesario (BAMN)

Comuniquese:   [email protected]         www.bamn.com       Unase a nuestro grupo de BAMN en facebook